descarga (3)
  • Comentarios:0

El misticismo poético de Jodorowsky


Si nos aventuramos a buscar el nombre de Alejandro Jodorowsky en Google nos aparece la definición de un hombre, que se describe a sí mismo por la ausencia de una definición específica,actor,director,psicomago,escritor… las múltiples facetas del artista chileno nos abren un mundo lleno de magia y poesía que se impregna en cualquiera de las obras que ha cosechado a lo largo de su carrera.

Sin duda Jodorowsky ha dejado su huella en el mundo del arte a través de distintas expresiones,hace tres años estrenaba en el Festival de Cannes “La danza de la realidad”,este año repite presentación en el mismo festival con la continuación de ese largometraje. “Poesía sin fin” es el título que el autor de origen chileno ha elegido para esta obra.

maxresdefault (1)

El director comenzó su andadura en el mundo del cine en 1967 rodando la película “Fando y Lis” adaptando la obra homónima de Fernando Arrabal. Esta película se proyectó en el festival de México en Acapulco y Jodorowsky tuvo que salir huyendo de allí para evitar ser linchado, en cambio la obra fue defendida ante los medios por directores tan relevantes como Roman Polanski. En 1970 estrenó su segundo film, “El topo” dónde se pudo ver la interpretación de su propio hijo Brontis. El reconocimiento internacional fue notable e incluso hasta el propio Jhon Lennon le ofreció distribuir la obra y participar en la financiación del siguiente largometraje del director, “La montaña sagrada” la cual estaría protagonizada por George Harrison, proyecto que finalmente no salió adelante.

Jodorowsky1

El director contribuyó como productor y guionista en distintas obras de otros directores y compañeros de la industria cinematográfica, hasta que volvió a la gran pantalla con “Dune”, un proyect de película que le mantuvo durante 5 años ocupado y que tras fracasar, años más tarde en los 80′ David Lynch rescataría realizando su propia versión. En la década de los ochenta volvió a conseguir estrenar varios títulos “Tusk” una producción francesa rodada en la India, “Santa Sangre”, y contra su voluntad, “El ladrón del arcoiris” que supuso un fracaso por las presiones de la producción. La influencia que el cine de Jodorowsky ha dejado en todos los ámbitos del arte, es palpable en muchas obras, un director tan amado como controvertido, que ha sabido dar a sus creaciones una dimensión mágica y lírica que atrapa a los que aman el cine como una abstracción de las realidades del ser humano.

Su última película “Poesía sin fin” al igual que “La danza de la realidad” es una obra autobiográfica, en este caso se retratan los años de juventud del director chileno. “Alejandro Jodorowsky deja atrás su infancia y su nativa Tocopilla junto a su familia, para mudarse a Santiago de Chile, donde luchará para encontrar su propio camino en un marco perfecto. En la capital del país, llena de artistas, emprende gracias a su primo Ricardo y las hermanas Cereceda un camino hacia la poesía, en el que desafiará todos los límites, siendo contemporáneo de otros jóvenes poetas como Enrique Lihn, Nicanor Parra y Stella Díaz Varín, su primer amor”.(http://www.sensacine.com)

Una oportunidad más para empaparse de la magia que desprenden las obras del autor Chileno, y para llenar de poesía, simbolismo e imagiación los rincones de nuestra mente.

 

Andrea Gómez Navarro